Combatir y controlar el colesterol

Deporte y Salud

El lifibrol reduce los niveles de fibrinógeno, un elemento que circula en sangre y favorece el desarrollo de la aterosclerosis y el infarto. En experimentos, el lifibrol fue bien tolerado por los pacientes en todas las dosis utilizadas, y en ningún caso se produjeron efectos adversos de importancia que obligaran a suspender el tratamiento. Asimismo, tampoco se apreciaron modificaciones importantes en varios análisis de laboratorio que se efectuaron semanalmente en sangre y orina para controlar la evolución de los pacientes.

lifibrol en humanos para combatir el colesterol

Otra investigación se efectuó durante 12 semanas sobre pacientes voluntarios de ambos sexos con altos niveles de colesterol en sangre debido a enfermedades genéticas. La administración de 600 mg diarios de lifibrol demostró capacidad para reducir alrededor de 40 por ciento los niveles de colesterol total y del colesterol transportado por las lipoproteínas LDL.

En el 10 por ciento de los pacientes se presentaron alteraciones de la piel y en el 5 por ciento aparecieron molestias gastrointestinales, aunque en general estos problemas fueron leves y cedieron rápidamente al suspender la droga, por lo que los investigadores consideran que el nivel de seguridad de la droga es aceptable para su uso en seres humanos.

Según estos investigadores, la eficacia del lifibrol para reducir los niveles sanguíneos de colesterol llevan a considerarlo como un fármaco de primera línea para el tratamiento del exceso de colesterol, y en consecuencia, para la prevención de la aterosclerosis y del infarto

Deja un comentario