Préstamos: entre particulares y con empresas

Negocios y Finanzas

Las personas con problemas económicos suelen recurrir a empresas que proveen préstamos inmediatos pero con una tasa de interés enorme. De igual forma existen prestamistas particulares que suelen sacar el doble de interés y en algunos casos interés diario para que la suma que se presto se llegue hasta triplicar, todo dependiendo el acuerdo de la persona.

particulares empresas prestamos

Esta clase de prestamistas aparecen cuando las personas no pueden sacar un préstamo bancario por motivo de deudas o falta de ingresos necesarios para sustentar el préstamo.

Otra alternativa es acudir a un préstamo personal concedido por un amigo o familiar, estos préstamos tienen la ventaja de que conocemos y tenemos cierta relación con la otra persona, por lo que la seguridad es mayor y los intereses normalmente van a ser mucho menores, en algunos casos, si tenemos suerte, puede que un amigo o familiar nos conceda un préstamo sin intereses.

Como en muchas ocasiones no vamos a poder obtener un préstamo personal de un familiar o amigo y no existe otra forma de conseguir el préstamo que acudir a una empresa financiera, a un banco o a un prestamista particular, también de elegir las mejores alternativas para evitar que las tasas de interés no sean tan altas y se puedan cubrir más rápido. Existen casos de personas encarceladas por la clase de tasas de interés que esta clase de empresas y personas imponen cuando se otorga el crédito, así que conviene tener en cuenta y seguir ciertas pautas.

Consejos para los préstmos con empresas y entre particulares

Leer el contrato: Esto es algo común pero muchas de estas empresas suelen poner letra pequeña para que de esta forma no presten atención al contrato y se pueda afectar a esta persona.

Empresas verificadas: Muchas veces estas empresas no están registradas y con esto aumenta el riesgo de ser estafado, la mayoría de las veces las personas entregan documentos de propiedades mayores al prestamos solicitado y esto se convierte en un riesgo al intentar recuperarlos, aun pagando la cantidad que se estipula.

Contratos personales: Esto es cuando se contrata a un prestamista particular, es decir, que no cuente con una empresa de respaldo. Es indicado realizar un contrato donde se estipulen tasas de interés, tiempos e importes que se deberán entregar, de esta manera se evitan conflictos con estas personas, sean amigos o no.

Deja un comentario